Con Riccetto, el ballet nacional hizo historia

Fue una feliz coincidencia que el mismo día en que Julio Bocca cumplía siete años a cargo del Ballet Nacional del Sodre, la primera bailarina María Noel Riccetto llegara hasta la Torre Ejecutiva para mostrarle a Raúl Sendic, en su condición de presidente interino, el premio “Benois de la danse” que logró el martes en Moscú.



 

Se trata del más importante reconocimiento para un bailarín. Este año cumplió 25 ediciones y Riccetto es la primera uruguaya en obtenerlo.

Luego de una charla que duró poco más de media hora con Sendic, Riccetto apareció en la sala de prensa con su premio. Allí dio una breve conferencia en la que participaron el presidente del Sodre, Doreen Ibarra, el director artístico del Ballet Nacional, Julio Bocca, y el bailarín Gustavo Carvalho.

Luego de las palabras del presidente del Sodre, quien habló de “una situación de mucha emoción y felicidad, y desde el punto de vista de un uruguayo, que una compatriota como María Noel haya conseguido este premio en el Bolshoi de Moscú, es importante”. Los agradecimientos se extendieron a Bocca “por todo lo que nos ha aportado y por darle la posibilidad de lucirse a María Noel Riccetto, como lo ha hecho”, dijo, sin olvidarse de felicitar también a Carvalho, quien a dos años de haber llegado al Sodre también fue nominado como mejor bailarín en el mismo certamen.

A su turno, Bocca, quien ganó el mismo premio en su primera edición en 1992 explicó el mecanismo de selección de este reconocimiento: “Se seleccionan a siete miembros del jurado y cada uno nomina a un bailarín, una bailarina, un coreógrafo y a alguien que ha tenido una carrera en la danza, para su reconocimiento”. Bocca nominó a Carvalho por su papel de Don José en Carmen, a Riccetto por Tatiana en Oneguin, al coreógrafo Demis Volpi (quien creó Episodios Nocturnos Coreográficos para el Sodre en 2015) por Salomé; y para el Life Achievement propuso a Marcia Haydée, coreógrafa del ballet Carmen que el BNS presentó en 2016.

“En el jurado han sido etoiles y directores de grandes compañías que saben y que buscan lo que uno viene buscando, que es la excelencia”, dijo Bocca sobre los demás miembros del jurado.

El director del Ballet Nacional del Sodre también dijo tuvo que ocultarles que ya sabía el resultado la noche anterior. “Esa fue la parte más difícil”, mentirles a los bailarines que no sabía nada. “Fue difícil, porque estaba muy feliz como para controlarme”, dijo.

La última en hablar fue Riccetto, quien dijo que no se esperaba el reconocimiento. “Iba con cero expectativa porque a todas las personas que conozco que han sido nominadas o han sido ganadoras, las considero increíbles. No porque no me sintiera a nivel, sino porque el uruguayo es de perfil bajo y yo soy así, lo tomo con mucha naturalidad a todo”, dijo.

Mientras más hablaba, Riccetto más se emocionaba, teniendo que contener las lágrimas que aparecieron al final. Igual no se olvidó de agradecer a Bocca, “la razón por la que volví fue por él”, ni a su compañero Carvalho, con quien “hemos logrado una amistad y una complicidad en el escenario de las cuales me siento muy agradecida y espero que ustedes, como público, lo sepan apreciar”. También recordó a sus compañeros del ballet que le mandaron mensajes, y “gracias a mi familia que está siempre desde el principio hasta ahora”, dijo conteniendo las lágrimas.


Recomendado

Más taringadas

Suscribite !